Dios misericordioso,

Tú donas a cada ser humano una dignidad imprescindible que no puede ser eliminada por 
lo que éste  haya echo o sufrido. 

Enraizados en el valor sagrado de la vida, trabajamos juntos para transformar el sistema judicial abrogando la pena de muerte. Reafirmamos nuestro compromiso de ¨trabajar con determinación para la abolición de la pena capital en todo el mundo".  

Ayúdanos a imaginar  formas más restaurativas de abordar el mal y la violencia que encarnen tu visión de relaciones humanas. Haz que seamos instrumentos de tu esperanza, redención y sanación para todos los que han sido víctimas, responsables o testigos de un crimen.

Aviva en nosotros el fuego que nos empuja a promover una cultura de la vida. Sustenta nuestra búsqueda de  justicia reconciliadora para que en nuestras vidas seamos modelos de tu compasión y misericordia. 

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

Category: 
Age Group: 
Resource Attachment: